Nuevo usuario?
Regístrate
PlanetaSaber
ENTENDER EL MUNDO/ARTÍCULOS TEMÁTICOS
Acotación, mapa para construir una pieza
 
Conoce Enciclopedia
 
    ARTÍCULO      GALERÍA DE FOTOS
 ACOTACIÓN Imprimir Enviar Guardar
 
  La acotación requiere trasladar diversas medidas a un croquis o un dibujo, para describir un objeto.

La acotación es el conjunto de elementos gráficos, cifras, líneas y símbolos que aparecen en un croquis o en un dibujo, con independencia de su escala, y que configuran la forma y las dimensiones de una pieza, haciendo posible su interpretación y su construcción.

Para realizar una acotación correcta, previamente deberá llevarse a cabo una serie de operaciones básicas que van desde la toma de las medidas necesarias con los instrumentos adecuados hasta la colocación de estas medidas en el croquis o en el dibujo, pasando por la selección de las vistas que definen la pieza de forma clara y concreta. Sin embargo, debe tenerse en cuenta que lo que se estudia es un lenguaje y, como tal, no es un sistema rígido, por lo que, en ciertas situaciones, es conveniente mostrarse flexible en la interpretación de las normas.


MAGNITUDES QUE DEBEN ACOTARSE
Las magnitudes que deben acotarse son longitudes y ángulos, puntualmente complementados con alguna indicación adicional. Los números, las líneas y los símbolos que las determinan se escriben según unas reglas normalizadas.

Las normas que regulan los principios de acotación son la UNE 1-039-75, la ISO R-129 y la DIN 406.

-Longitudes: La unidad de medida de longitud empleada por defecto en los países que aplican el sistema métrico decimal es el milímetro, cuyo símbolo es mm. Sin embargo, en ningún dibujo técnico aparece dicha unidad de forma explícita; solo cuando excepcionalmente se utilice otra unidad deberá escribirse su símbolo a continuación del valor.

-Ángulos: Los ángulos suelen expresarse en grados sexagesimales, con el símbolo (°), y sus submúltiplos: minutos (') y segundos ('') sexagesimales. La acotación de elementos cónicos a menudo requiere la utilización adicional de las medidas de conicidad e inclinación. Estas medidas suelen expresarse en forma de fracción propia (1 : x) o en tanto por ciento (%).


CLASIFICACIÓN DE COTAS
Existen diferentes criterios para clasificar las cotas, y uno de ellos se basa en el orden de importancia que adquieren estas dentro del dibujo:

-Cotas fundamentales: Son las que afectan a las partes funcionales de una pieza, como las superficies de trabajo y las distancias entre ejes de referencia, por lo que requieren una atención especial al medirlas.

-Cotas ordinarias: Son aquellas que permiten la definición total de la pieza aunque no afectan de forma directa a su funcionamiento.

-Cotas secundarias o auxiliares: Son cotas adicionales que no afectan fundamentalmente a la pieza, por lo que no requieren demasiada precisión.

No obstante, no debe olvidarse que las medidas correctas son las cifras que figuran en las cotas y no hay que caer en el error de medir las piezas sobre el propio dibujo.


ELEMENTOS NORMALIZADOS DE ACOTACIÓN


Los principales elementos que intervienen en una correcta acotación son los siguientes.

LÍNEAS DE COTA
Las líneas de cota son las líneas en las que se escribe la cota, y se trazan de forma continua y fina, a lápiz o a tinta, según sea la naturaleza del propio dibujo. Cada extremo de la línea viene definido con una flecha cuidadosamente dibujada.

Las líneas de cota deben disponerse en posición paralela a las líneas que acotan y distar de ellas ocho milímetros como mínimo. Las líneas de cota paralelas deben tener una separación uniforme unas de otras, que en ningún caso será inferior a cinco milímetros. Nunca deben utilizarse como líneas de cota ni los ejes ni las aristas de las figuras. Preferentemente, las líneas de cota se colocarán en el exterior de la figura y se evitará siempre que se crucen.

En la acotación de piezas semiseccionadas, en las que no se aprecie la totalidad de las medidas interiores, se dibuja solo una punta de flecha, y la línea de cota se interrumpe cuando sobrepasa ligeramente el eje de simetría.

La acotación de cuerdas, arcos y ángulos merece una especial atención. La línea de cota que señala la longitud de una cuerda es paralela a esta. En el caso del arco y del ángulo, las líneas de cota son curvas paralelas al elemento. En el arco, la cota mide una longitud y sus líneas de referencia son paralelas, mientras que en el ángulo, la cota determina un ángulo y sus líneas de referencia concurren en el centro del ángulo.

Los radios se acotan con una flecha en el arco de circunferencia que definen. El centro del círculo se señala con una cruz de ejes, con un pequeño círculo o con un punto. La flecha de un radio debe trazarse, de ser posible, desde el interior, aunque a veces, debido a la falta de espacio, puede hacerse desde el exterior. Cuando el centro del arco no esté representado en el dibujo, la letra  R precederá a la cifra de cota.


LÍNEAS AUXILIARES DE COTA
Las líneas auxiliares de cota se utilizan en las situaciones en las que es necesario extraer del dibujo las líneas de cota para mayor claridad en la interpretación de la figura. Parten del elemento que debe acotarse, perpendiculares a las líneas de cota a las que delimitan y sobrepasándolas unos dos milímetros.

No debe utilizarse nunca la misma línea auxiliar para unir dos vistas distintas de una pieza. A veces, si la situación lo requiere, pueden colocarse oblicuas a las líneas de cota, pero siempre paralelas entre sí.

Las líneas auxiliares de cota no deben cruzarse ni entre ellas ni con las líneas de cota. Salvo excepciones, no es conveniente utilizar las aristas vistas como líneas auxiliares de cota, aunque sí es posible aprovechar los ejes, prolongándolos fuera del contorno de la figura, como líneas continuas finas.

En los casos de piezas con extremos redondeados o achaflanados, las líneas parten de los puntos de intersección de las prolongaciones de las aristas.

Las líneas de referencia de llamada se utilizan cuando no se dispone de espacio suficiente dentro del dibujo o para proporcionar mayor claridad, para sacar una cota de sitio, para numerar las piezas de un conjunto, etc. Estas líneas pueden terminarse de distintas formas: como un punto en el caso de superficies, como una flecha sobre las aristas o líneas de contorno o simplemente ni como punto ni como flecha cuando se trata de un eje de simetría, una línea de cota, etc.


LÍMITES DE LAS LÍNEAS DE COTA
Los límites de las líneas de cota se representan por dos flechas orientadas en sentido contrario y dibujadas, normalmente, dentro de los límites de las líneas de cota. Dicha flecha debe tener una longitud igual a cinco veces el espesor del contorno de la figura, y el ángulo de la punta ha de ser aproximadamente de 15°.

En los casos en que no hay suficiente espacio para trazar las flechas, se prolongan las líneas de cota y las flechas se colocan en el exterior, o bien son sustituidas por puntos.

En los dibujos de construcción, en vez de flechas se ponen unos trazos a 45° algo más gruesos que la línea de cota, a la que prolongan ligeramente.


CARACTERES
Los distintos caracteres que figuran en un dibujo: cotas, números, letras o símbolos, deben poder leerse con facilidad y en la posición normal del dibujo en todas las acotaciones horizontales, y desde la derecha en las acotaciones verticales. Con las cotas angulares se sigue el mismo criterio, aunque se permite, siempre para facilitar la lectura, colocarlas horizontalmente.

Estos caracteres se sitúan de manera preferente en el centro, encima y un poco separados de la línea de cota, permitiéndose, en algunos casos, interrumpir la línea de cota para colocar el carácter. Cada cota se escribirá una sola vez y en la vista que más convenga para la interpretación posterior del dibujo.

Si no se dispone de espacio suficiente entre las flechas de una línea de cota, la inscripción se situará encima de la prolongación de la cota y preferentemente en el lado derecho.

Los números representan las medidas reales de la figura, con independencia de la escala a la que estén dibujados. Si la cifra de cota no está en consonancia con la escala del dibujo, debe marcarse la anomalía subrayando el valor de dicha cota. Estas cifras no pueden ser cortadas ni separadas por ninguna línea del dibujo y, si debido a la falta de espacio o a cualquier otra circunstancia se produce este hecho, debe interrumpirse la línea o líneas afectadas.

Hay otros caracteres, como las letras y los símbolos, muy útiles para simplificar las acotaciones y evitar vistas innecesarias en el dibujo. Estos símbolos se anteponen a la cota según los criterios siguientes:

-Diámetro (): Este signo se coloca delante y a la misma altura que la cifra de cota para representar formas circulares donde no se aprecie con claridad de qué magnitud se trata. Por ejemplo, cuando en una vista determinada la sección de la circunferencia puede malinterpretarse o cuando esta no aparece completa en el dibujo, e incluso en los casos en que el diámetro se mide desde el exterior de la superficie circular. Pero no se utiliza en los supuestos en que la circunferencia aparece como tal en el dibujo. No deben utilizarse los ejes de simetría como línea de cota para diámetros.

-Cuadrado: En la vista en que no se aprecie claramente la forma cuadrada se indicará colocando un cuadrado pequeño delante de la cota correspondiente. En las representaciones en que se observa la forma cuadrada, en planta o alzado, tendrá preferencia la acotación mediante cotas referidas a los lados del cuadrado.

-Radio: En los casos en que el centro de la circunferencia no se señale explícitamente, por hallarse fuera del dibujo o porque no interese hacerlo, la línea de cota del radio se acorta y se escribe la letra R delante de la cifra de cota. Si por circunstancias especiales de la pieza es conveniente acotar la posición del centro, se representa la línea de cota del radio como una línea quebrada de ángulo recto, prescindiendo de la letra R.

-Esfera: En superficies esféricas se antepone la palabra Esfera, con todas sus letras, a la cota de radio o de diámetro señalada. Si la esfera no aparece completa en el dibujo, al valor de la cota se antepone, además de la palabra Esfera, el símbolo de radio o de diámetro según corresponda.

-Cruz de San Andrés: Este símbolo está constituido por dos trazos en diagonal, en línea continua y fina, e indica una superficie plana sobre cualquier cuerpo geométrico; de forma especial, en cuerpos piramidales o prismáticos de cuatro caras. Debe emplearse cuando en el dibujo falte alguna vista en que se aprecie claramente la superficie plana. También suele utilizarse en piezas representadas en dos vistas, aunque en una de ellas se observe la forma cuadrada.


SISTEMAS DE ACOTACIÓN


Las distintas formas de agrupar las cotas de una pieza en función de su proceso de fabricación se conocen como sistemas de acotación, y permiten leer e interpretar más fácilmente la pieza.

-Acotación en serie o en cadena: Las cotas se colocan unas a continuación de las otras sobre una misma línea. Acotar la medida total permite dejar alguna medida sin acotar. Se utiliza cuando la acumulación de errores no tiene influencia en el uso y funcionamiento de la pieza.

-Acotación en paralelo: Diversas cotas coinciden en una misma dirección, y parten de un plano de referencia común, ya sea en un extremo o en una zona intermedia de la pieza. Aquí, el error en la posición de cada elemento es independiente del resto de elementos del mismo plano de referencia.

-Acotación combinada: Resulta de la utilización simultánea de los sistemas de acotación en serie y en paralelo.

-Acotación por coordenadas: El proceso de acotación de piezas exige tomar dos planos de referencia referidos a un determinado origen de coordenadas. Las medidas pueden colocarse sobre el dibujo o agruparse en una tabla adjunta.

-Acotación de perspectivas: Las líneas de cota y las líneas de referencia se dibujan siempre paralelas a los ejes respectivos, a excepción de las líneas de cota de radios y diámetros.


REGLAS PARA ACOTAR PIEZAS


En dibujo técnico, y especialmente en dibujo industrial, una correcta acotación requiere observar la pieza no de forma aislada, sino dentro del conjunto. De este modo, al acotar la pieza no debe perderse de vista cuál va a ser su proceso de fabricación, su función específica o los detalles que van a servir para verificar su funcionamiento.



ACOTACIÓN Y PROCESO DE FABRICACIÓN
En función del proceso de fabricación de una pieza, y teniendo en cuenta la maquinaria que para ello va a utilizarse, puede ser necesario realizar acotaciones complementarias que faciliten la comprensión del dibujo.

Cuando se utilizan máquinas convencionales (torno, fresadora, etc.), las cotas deben colocarse siguiendo el propio proceso de mecanización. El operario no debe tener ninguna duda sobre las medidas ni debe realizar ningún cálculo adicional. En estos casos es habitual añadir al dibujo cotas auxiliares entre paréntesis.

Si se utilizan máquinas especiales (tornos automáticos, punteadoras, etc.), y en función de cada proceso concreto, las acotaciones se realizan tomando dos planos de referencia, es decir, por coordenadas. Aunque se usa también la acotación en paralelo, con un mismo plano de referencia, cuando varias cotas tienen la misma dirección.

En los procesos en los que se obtienen formas sin arranque de material, tanto las de deformación en caliente (laminación, forja y prensa) como las de deformación en frío (curvado, aplanado, enderezado, doblado, etc.), la acotación debe incluir información específica. Por ejemplo, en la acotación de piezas curvadas o dobladas se indican los radios interiores; las longitudes desarrolladas y los volúmenes de partida se marcan con líneas de trazo y punto, y las zonas de la pieza sometidas a un tratamiento térmico se indican mediante cotas y leyendas explicativas.


ACOTACIÓN SEGÚN LA FUNCIÓN
Por norma, las piezas mecanizadas guardan relación unas con otras; así, a la hora de valorar el conjunto, algunas dimensiones destacarán por su mayor importancia. Esta importancia se incrementa cuando dos o más piezas van encajadas entre sí, de modo que su ajuste debe ser lo más exacto posible. Aquí, las acotaciones llevan unas anotaciones complementarias, llamadas tolerancias, que indican el valor máximo y mínimo de la cota.

ACOTACIÓN PARA VERIFICACIÓN
Para garantizar la fiabilidad de un producto, durante su proceso de fabricación y a la finalización es necesario comprobar las medidas de la pieza. Por tanto, en algunas ocasiones, como en el caso de engranajes, deben añadirse acotaciones que faciliten dicha verificación.

Para controlar de forma efectiva las piezas es aconsejable utilizar un calibre. Si se opta por esta solución, en el dibujo hay que especificar la distancia en la que hay que colocar dicho calibre respecto de un plano de referencia.

En los planos en los que se produzca una concentración excesiva de información es útil adjuntar un esquema al dibujo para facilitar su verificación.


ACOTACIÓN FUNCIONAL


Para la acotación correcta de un dibujo es imprescindible saber la función que va a desempeñar la pieza dibujada y las interrelaciones que van a establecerse entre los diferentes elementos que la componen. Solo entonces podrán determinarse con exactitud las cotas funcionales, las que determinan la función o funciones esenciales atribuidas a una pieza.

De este modo, solo se considerará el dibujo de pieza acabada cuando este defina completamente la pieza en su estado y en sus condiciones específicas de utilización.

Un determinado elemento o característica de una pieza –una superficie plana, una ranura, un contorno, una superficie cilíndrica, un roscado, etc.– se denomina elemento funcional cuando su importancia es esencial para el perfecto funcionamiento de la pieza.


PLANOS BASE DE MEDIDAS
Los planos base de medidas son superficies de referencia o planos imaginarios –como los planos de simetría– que se establecen según sea el funcionamiento de la pieza y a los que están referidas las cotas funcionales.

Si el funcionamiento de una pieza es muy concreto, los planos base deben facilitar la lectura de las cotas que influyan en dicho funcionamiento: la excentricidad o los ajustes de rodadura en un cigüeñal o los diámetros de los agujeros y sus longitudes en una biela. En caso de no conocer la función de una pieza, los planos base pueden determinarse de acuerdo con el proceso de fabricación de la pieza, según unos criterios lógicos y clarificadores.


CRITERIOS LA ACOTACIÓN FUNCIONAL
Para realizar una correcta acotación funcional es necesario tener en cuenta los siguientes criterios:

-Constarán directamente sobre el plano o dibujo todas las cotas, las tolerancias, los signos de acabado, las notaciones escritas y, en definitiva, toda la información necesaria para que quede definido totalmente en su estado de acabado.

-Las cotas no deben repetirse, es decir, han de situarse en un solo lugar y en la vista más característica para que el dibujo pueda interpretarse de manera rápida y eficaz.

-No deben figurar más cotas que las imprescindibles para que la pieza quede definida, en especial cuando se trate de cotas con tolerancia.

-Una cota funcional debe expresarse para su lectura directa, de manera que no deba deducirse a partir de otras cotas ni a partir del cálculo de escalas.

-Las acotaciones deben estar coordinadas de tal modo que los datos de los diámetros, las profundidades de los taladros, las distancias entre centros, las tolerancias y los signos de mecanizado que correspondan a un mismo elemento o a elementos simétricos puedan ser interpretados y leídos sobre la vista principal o la característica, de modo que se produzca una perfecta interdependencia entre cotas y signos.


CONSIDERACIONES ADICIONALES


La información proporcionada en los apartados anteriores puede ampliarse con una serie de detalles que, de acuerdo con la normativa, ayudan a concretar, simplificar y facilitar las acotaciones.

-Si por necesidades de la acotación los diámetros de las piezas pueden llegar a confundirse con los ejes, se anotarán indistintamente unos encima y otros debajo del eje de simetría. Si el problema es la falta de espacio dentro de la propia pieza, una solución es apuntar los diámetros en el exterior de la misma.

-Para acotar un achaflanado se indica su longitud y el ángulo. Si el ángulo es de 45° no se dibuja, sólo se refleja su valor a continuación de la longitud.

-Cuando una cota se divide en varias partes, pueden sustituirse todas las cotas parciales que tengan el mismo valor nominal por el signo igual (=).

-En el caso de elementos equidistantes, es decir, dispuestos de forma regular, es posible simplificar la acotación mediante una línea de cota con el valor del producto del paso o distancia de dos elementos contiguos por el número de pasos. Si existiera la posibilidad de confusión entre el valor del paso y el número de pasos, se acotaría uno de ellos. Puede seguirse el mismo procedimiento en los acotados angulares.

-Dado un conjunto con varias piezas ensambladas, las agrupaciones de cotas de cada pieza deberán estar lo más alejadas que sea posible.


 
Subir | MAPA WEB | ESPECIFICACIONES TÉCNICAS | NOTA LEGAL | ATENCIÓN AL CLIENTE |